Imprimir catalogo de productos madrid

15 Nov Cómo imprimir catálogo de productos

Imprimir el próximo catálogo de productos de tu empresa es un elemento de marketing imprescindible para llegar a los clientes y enseñar tanto productos como servicios y que conozcan la empresa. Si estás pensando en el diseño y la impresión vamos a comentar algunas de las preguntas que solemos contestar.

Lo mejor es que hoy en día el diseño del catálogo para imprimir también te sirve para guardarlo en formato digital y compartir por internet con los clientes. Además ahora existe la opción de imprimir pocas cantidades, para que no se le queden obsoletas y poder cambiar el diseño del catálogo cuando necesiten.

Resumen para diseñar e imprimir un catálogo de productos

 

  • Contenido: reúne y recopila todo el contenido necesario antes de comenzar con el diseño del catálogo.
  • Imágenes de los productos: es recomendable que optes por un profesional si no tienes conocimientos sobre fotografía.
  • ¿Cuáles son las características del producto?: es fundamental que conozcas todas las características y especificaciones de cada uno de los productos que incluyes en el catálogo.
  • Crea un boceto del catálogo: es uno de los más importantes en el proceso de desarrollo de un catálogo.
  • Tamaño del catálogo y cantidad de páginas: sobretodo en cuanto a extensión del catálogo.
  • Organización: planifica qué información incluirás en cada página del catálogo y cómo vas a distribuirlo.
  • Escribe el contenido: describiendo cada producto y añadiendo toda la información necesaria.
  • Diseña una cubierta impresionante: debe destacar y sorprender a tus clientes.
  • Impresión: finalmente imprimir el catálogo.

 

Resumen para diseñar e imprimir un catálogo de productos Clic para tuitear

IDENTIFICAR EL PÚBLICO AL QUE VA DIRIGIDO

Es muy importante definir quién es nuestro público objetivo al que nos vamos a dirigir. Conocer sus necesidades y como dirigirnos a ellos y sobre todo saber lo que esperan encontrar en el catálogo.

ELEGIR UN DISEÑO ACORDE A LA IMAGEN DE MARCA

Debes pensar en el diseño del catálogo, desde los colores, hasta el número de páginas o cuántos productos habrá por página. Lo mejor es bocetar con papel y lápiz para definir del todo la imagen, color, elementos, estilo, número de páginas.

  • ¿Qué colores utilizo? Lo recomendable es usar los mismos colores que tienes en tu imagen de marca. Disponer de un manual de marca ayuda para seguir siempre en la misma linea.
  • ¿Qué elementos son mejor? Será un catálogo con precio o sin precio, debes decidir si aparecerá el logo en cada página, como serán de largas las descripciones, incluyes el tamaño o no.
  • ¿Qué estilo diseño el catálogo? Hay algunos en los que solamente existen un producto por página, y otros en los que se muestran varios productos por página.
  • ¿Cuántas páginas prefieres? Debes pensar dónde vas a repartir tu catálogo para elegir su tamaño. Si haces buzoneo debería tener un tamaño para que entre en un buzón de una casa.

 

INFORMACIÓN EN EL CATÁLOGO

Debes pensar qué quieres incluir en tu catálogo para que todo esté bien organizado después. Cada catálogo es una oportunidad para que personas que no te conocen, o que no se deciden a comprarte, puedan descubrir tu marca y realizar un pedido. No puedes dar por sentado que todo el mundo sabe quién eres, así que para ello debes escribir en un papel una descripción de tu marca o negocio, y decir quién eres. Si tu tienda es física, incluye la dirección y el teléfono; y si es online, añade el enlace a tu página web y el teléfono o email para que te contacten. Si en la empresa usan Facebook, Twitter, Instagram para la comunicación online. Además revisar si esta información aparecerá al inicio del catálogo o al final. Crea una lista de los productos que vas a incluir en el catálogo y sus datos. Hay veces que se muestran solo el nombre y una descripción de los artículos y en otras en cambio también el precio.

 

 

IMÁGENES Y FOTOS PARA INCLUIR EN EL CATÁLOGO

Las fotos son quizás lo más importante, porque son el elemento que primero capta la atención y lo que enganchará a las personas que lo vean. Puedes elegir entre dos tipos de imágenes: el producto simplemente sobre fondo blanco, o el producto en “acción”. El producto sobre fondo blanco es solo eso, y sirve para que se vea tan sólo el artículo pudiendo ver mejor sus detalles. El producto “en acción” es cuando se muestra en un ambiente concreto para que el cliente pueda hacerse una mejor idea de cómo quedaría o encajaría donde quiera ponerlo una vez que lo compre.

De nada sirve una buena descripción si la imagen no es buena.  Es muy importante que las fotografías tengan buena resolución, y que estén adaptadas para imprimir los catálogos físicos. Utilizar un fondo blanco, en la mayoría de los casos, suele ser la mejor alternativa. Cuidar la resolución y tamaño de las imágenes es muy importante.

 

 

ORGANIZAR BIEN EL CONTENIDO

Cuando tienes todo preparado solamente tienes que  ir colocando el texto y las imágenes con el estilo que hayas elegido. Te recomendamos incluir una pequeña introducción en cada apartado hablando sobre esos productos concretos y sus beneficios, así como crear un índice al principio del catálogo listando las categorías que has incluido y en qué páginas se puede ver cada producto. La portada seguida de una página en blanco más el índice, páginas de producto y para finalizar siempre con otra página en blanco antes de la contraportada.

Seleccionar los títulos y la descripción de cada producto intentando que todos sigan la misma línea. Las tipografías y los tamaños marcan una buena jerarquía en la información, lo importante del contenido no es la cantidad sino la claridad. Por último a la hora de maquetar, es muy importante jugar con los espacios en blanco para que exista una clara separación entre los distintos productos.

 

 

DISEÑAR UNA PORTADA INCREÍBLE

El diseño de la portada debe ser sencilla y atractiva, sin demasiado textos, ni imágenes distintas, ni colores muy distintos entre sí. Como puede ocurrir con un libro, el diseño de la portada es uno de los factores más importantes para conseguir que el catálogo sea atractivo a los clientes. Para crear una buena portada se pueden usar dos elementos diferentes.

  • La imagen de tu mejor producto, el que mejor se venda, o el que más llame la atención de todos los que ofreces.
  • Una bonita foto de uno o varios de los productos colocados en el mismo lugar, con algún mensaje de las ofertas especiales o promociones que capten la atención.

Puedes incluir una simple imagen con el fondo blanco, en algún color llamativo, o hacer que la foto llene toda la portada. Obligatorio incluir el nombre de la empresa y el logotipo por supuesto. Otra opción es la de incluir también el título del catálogo: la temporada a la que pertenece si es de Navidad el tipo de colección, decoración hogar o jueguetes, etc…

 

 

GUARDAR TODO EN PDF

La calidad del catálogo es muy importante y el momento de la exportación es clave para que salga todo bien. Para que el documento no pese mucho, hay que buscar un término medio para que tanto las fotos no salgan pixeladas y que a la vez sea ligero para compartir en internet. Es recomendable crear diferentes versiones para imprimir y para publicar online.

TODO LISTO PARA IMPRIMIR EL CATÁLOGO

Con nuestro archivo preparado para imprimir ahora vamos a valorar todas las opciones que influyen físicamente para imprimir el catálogo.

Color: En la mayoría de los casos las empresas imprimen los catálogos con impresión a todo color.

Papel: Existe una gran variedad de papeles disponibles para imprimir un catálogo, dependiendo de la cantidad de hojas, el contenido e imágenes deberías tener cuidado tanto con el color y la transparencia en la elección del papel. Para las páginas interiores de un catálogo corporativo recomendamos utilizar papel estucado de un gramaje de entre 130 y 170 gr.

Encuadernación: Para la encuadernación tenemos varias opciones que dependen de la elección en cuanto al contenido y el diseño inicial que se hizo.

  • Tapa dura: aunque por su elevado coste no es una encuadernación muy habitual para catálogos, quizá te interese darle este valor añadido.
  • Rústica: cuando tu catálogo tiene más de 72 páginas la encuadernación rústica es la más adecuada.
  • Espiral/Wire-o: recomendada si te interesa que el catálogo pueda abrirse totalmente.
  • Grapa: para catálogos de pocas páginas. La encuadernación grapada permite disponer de un producto elegante y a un precio muy competitivo.

Acabados: Al igual para los acabados disponemos de varias opciones para barnices y plastificados. Lo más habitual es utilizar un acabado plastificado en las cubiertas, lo cual protege el uso del catálogo y aumenta cualquier alteración. En otras ocasiones es necesario proteger la impresión con ayuda de barniz de máquina especial transparente cuya finalidad principal es proteger la impresión de la excesiva manipulación y del propio frotamiento entre hojas, que puede producir que se ensucie de tinta el diseño.

Un acabado muy habitual es el barniz UVI, más conocido como “Reserva UVI”. Se aplica con finalidades estéticas, para realzar elementos concretos de un diseño como puede ser el logo o una imagen, y aporta un brillo especial a la zona resaltada.

 

 

 

Hoy en día lo ideal es tener un catálogo de productos siempre a mano para que tus clientes sepan lo que les puedes ofrecer.  Ahora tienes la oportunidad de imprimir las cantidades que quieras, por muy pocas que sean, y poder cambiar de concepto de diseño de catálogo cuando quieras.

 

Más información

SOLICITA TU PRESUPUESTO
PERSONALIZADO ONLINE

Estamos disponible 24h online
Presupuestos en minutos. ✅
Trabajos en horas. ⏰
Desde 1 Unidad. ☝️
Lo entregamos en 24H 🚛
PRESUPUESTO ONLINE
Te enviamos presupuesto para imprimir lo que necesites a medida.
folletos imprenta digital madrid
Sin comentarios

SOLICITA TU PRESUPUESTO
PERSONALIZADO ONLINE

Estamos disponible 24h online
Presupuestos en minutos. ✅
Trabajos en horas. ⏰
Desde 1 Unidad. ☝️
Lo entregamos en 24H 🚛
PRESUPUESTO ONLINE
Te enviamos presupuesto para imprimir lo que necesites a medida.
folletos imprenta digital madrid